viernes, 19 de octubre de 2012

Tipos de raíces

No todas las raíces son típicas o fibrosas, sino que algunas presentan diferencias importantes en su morfología. Estos cambios se producen como resultado de la adaptación al medio o por la función que deben cumplir. Así, por ejemplo, encontramos

raiz fibrosa
                 

  • Raíz fibrosa, en cabellera o difusa, formada por numerosas fibras delgadas. Es característica de la monocotiledóneas y no se origina de la radícula del embrión. Comúnmente no se hunden muchos en el suelo, sino que son superficiales.

                     

raiz tipica



  • Raíz típica, axonomorfa o pivotante, con un eje principal del que se desprenden ramificaciones de menor diámetro. Es característica de las dicotiledóneas y se origina en la radícula del embrión. Son verdadero órgano de fijación por el gran desarrollo que alcanzan al ir a buscar el agua del suelo a grandes profundidades




raiz tuberosa
 

  • Raíces almacenadoras, modificadas para reservar sustancias alimenticias. Generalmente pertenecen a plantas que cumplen su ciclo en dos años: en el primer año desarrollan los órganos vegetativos, en el segundo año florecen y fructifican, para lo cual utilizan las sustancias depositadas en sus raíces. Ejemplos, dalia, nabo, zanahoria, remolacha.             

raíz adherente

                                   
  • Raíces adherentes, adaptadas para sostener parte aéreas, lo que les permite alcanzar mayor altura y exponer mejor a sus hojas a la acción de los factores físicos como la luz y la humedad. Ejemplo, hiedra, enamorada del muro.
                                           

raiz chupadoras


  • Raíces chupadoras,adaptadas a la vida parasitaría. Estas raíces, llamadas haustorio, se introducen hasta los vasos conductores para succionar la savia de la cual se alimentan. Ejemplo, cuscuta o cabello de Venus. Como carece de clorofila, la cuscuta se alimenta exclusivamente de las sustancias que obtiene del vegetal parasitado.

Raíz aérea 


Raíces aéreas, que viven en contacto con el aire, apoyándose sobre otros vegetales o piedras. Pertenecen a plantas epifitas y no son parásitas porque se nutren por si solas. Ejemplo, orquídeas, clavel del aire.


Raiz acuatica
                  
  •  Raíces acuática, son las que viven sumergidas en el agua, pero sin fijarse en el fondo. Por lo general son muy reducidas porque desempeñan únicamente la función de fijación del vegetal, ya que la absorción la realizan por toda la superficie. Ejemplo, repollito de agua, lentejita de agua, aguapié.
                 

Raíz subterránea



  • Raíces subterráneas, son las más comunes. Estas se introducen en el suelo, del que extraen el agua y las sales minerales que nutren a la planta.
                                             

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada